Actividad económica y empresarial

Galer√≠a del HotelDe acuerdo con la escritura de partici√≥n de bienes, que se formaliza el 28 de octubre de 1871, Julio Quesada recibe √≠ntegro de sus padres el t√©rmino municipal de L√°char (Granada), incluida la iglesia parroquial, numerosas fincas r√ļsticas y urbanas en Colomera, Mocl√≠n y Benal√ļa, en la provincia de Granada, y algunas m√°s en Baeza (Ja√©n), Provencio y San Clemente (Cuenca), Aranjuez (Madrid) y numerosas fincas urbanas en Granada capital.

De todas estas propiedades, la de L√°char resulta ser la m√°s preciada para Julio Quesada, de la que vivi√≥ realmente y la que conserv√≥ hasta su muerte; en ella construy√≥ su castillo, de estilo "alhambre√Īo" y all√≠ recibi√≥ repetidas veces a las m√°s altas autoridades del Estado y del Gobierno. El rey Alfonso XII hab√≠a acudido all√≠ varias veces y su hijo, Alfonso XIII estuvo en diez ocasiones (1904, 1906, 1908 dos veces, 1910, 1912, 1913, 1915, 1916 y 1917) participando en notorias cacer√≠as. La amistad del duque con el rey Alfonso XII hab√≠a sido √≠ntima desde la infancia de ambos y hasta la dictadura de Primo de Rivera, al menos, guard√≥ tambi√©n con su hijo una estrecha relaci√≥n, tanta como para que en 1905 le nombrara duque de San Pedro de Galatino con Grandeza de Espa√Īa.

Empresarialmente, Julio Quesada erigi√≥ una f√°brica de az√ļcar en L√°char, promovi√≥ la construcci√≥n del ferrocarril de v√≠a estrecha de Illora a L√°char, otra f√°brica azucarera con los hermanos Rodr√≠guez-Acosta en Aranjuez, construy√≥ el hotel Alhambra Palace, inaugurado con la presencia de rey en 1910, igual hizo con el hotel Sierra Nevada, promovi√≥ la constituci√≥n de la sociedad que construy√≥ el tranv√≠a de la Sierra de la que fue presidente y principal accionista y la sociedad el√©ctrica San Pedro de Maitena y explot√≥ la cantera de serpentina del barranco de San Juan, actividades con las que gan√≥ justa fama de ser uno de los hombres m√°s emprendedores de Granada.

Respecto de su situación familiar, se sabe que antes de 1881 había contraído matrimonio con María de la Concepción Miró, de quien enviudó antes de 1900; el 24 de septiembre de 1922 contrajo segundas nupcias con Fernanda Salabert y Arteaga, Marquesa de Valdeolmos y viuda del Conde de Villagonzalo, que le sobrevivió hasta 1945 y cuyos restos reponsan junto a los de su marido en la Catedral de Granada; en ninguno de sus dos matrimonios el Duque de San Pedro de Galatino tuvo descendencia; sus títulos pasaron a los descendientes de su hermana María Angustias; la mayor parte de lo que quedaba de su fortuna, a su esposa y a través de ella a los hijos de una hermana de la misma.

Literariamente, adem√°s de sus memorias de juventud y de exilio antes citadas, de entre los a√Īos 1867 y 1875, Julio Quesada es autor de un libro titulado Boabdil, que public√≥ en Granada en 1925 con el subt√≠tulo "Granada y la Alhambra hasta el siglo XVI".

La fabricaci√≥n de az√ļcar, la electricidad, las comunicaciones y el turismo son los √°mbitos donde empresarialmente se mueve Julio Quesada. El t√©rmino municipal de L√°char, con una magn√≠fica vega regada por el Genil, a poco m√°s de diez kil√≥metros de la ciudad de Granada e √≠ntegramente de su propiedad, era un lugar favorable para que all√≠ se iniciara pronto el cultivo de la remolacha y la fabricaci√≥n de az√ļcar, en la que Granada fue pionera en Espa√Īa. Comenz√≥ √©sta de la mano de dos profesionales-empresarios: el farmac√©utico Juan L√≥pez Rubio y el m√©dico Juan Creus quienes sembraron sus fincas de C√ļllar Vega y de Albolote con la nueva semilla y el 6 de abril iniciaron la construcci√≥n de la primera f√°brica de az√ļcar de remolacha que existi√≥ en Espa√Īa, a cuatro kil√≥metros de Granada, la f√°brica de San Juan.

Los rendimientos obtenidos fueron suficientes para convencer a otros inversores y agricultores de las excelentes perspectivas del nuevo producto y pronto la vega de Granada vio levantarse las altas chimeneas de veinticinco f√°bricas situadas en su mayor parte en la vega de la capital, otras en las vegas del interior y ocho en la costa, con una capacidad excesiva para las posibilidades de producci√≥n de materia prima. Ese proceso, adem√°s, hab√≠a tenido lugar tambi√©n en otros puntos de Espa√Īa y fue el que posibilit√≥ la creaci√≥n en 1903 de la Sociedad General Azucarera Espa√Īola que, con un capital de 145 millones de pesetas, compr√≥ 57 f√°bricas de az√ļcar repartidas por toda la geograf√≠a nacional. En Granada, de las 21 f√°bricas existentes en el momento de su constituci√≥n, adquiri√≥ 18: diez en la vega de Granada, seis en la costa y dos en el interior, valoradas en 50 millones de pesetas, con una capacidad total aproximada de 5.000 toneladas diarias de materia prima. Inmediatamente la General Azucarera cerr√≥ cinco de ellas, transform√≥ en alcoholeras otras y mantuvo abiertas las que le resultaron de mayor inter√©s.
     
Entre las que mantuvo durante algunos a√Īos en funcionamiento estaba la que el Conde de Benal√ļa hab√≠a construido en L√°char en 1890, con una capacidad de 250/300 toneladas diarias de remolacha, que fue valorada en 2.624.370 pesetas; la f√°brica se mantuvo abierta hasta 1914 pero sus instalaciones a√ļn se conservan convertidas en granja y matadero industrial.

Restos del puente del Blanquillo en 1928A finales de 1898 Julio Quesada, en sociedad con los hermanos Rodr√≠guez-Acosta, Jer√≥nimo Palacios y el madrile√Īo Ignacio de Pe√Īalver y Zamora, hab√≠an iniciado la construcci√≥n de una nueva f√°brica de az√ļcar en Aranjuez, donde las propiedades del primero garantizaban el suministro de remolacha. El capital de la sociedad, suscrito por cuartas partes, fue de un mill√≥n de pesetas, ampliado en doscientas cincuenta mil m√°s que fueron suscritas por la banca Rodr√≠guez-Acosta. Para su puesta en funcionamiento, se compr√≥ a la Sociedad Azucarera Larios una propiedad llamada "Casa Palacio de Salamanca", de 38.000 metros cuadrados, levantando en su interior el nuevo edificio de la f√°brica cuya actividad se inici√≥ en la campa√Īa de 1899 tras realizar unas inversiones totales que ascendieron a 1,46 millones de pesetas, que le daban una capacidad de 800 toneladas diarias de remolacha. Tambi√©n la f√°brica Nuestra Se√Īora de Lourdes de Aranjuez fue vendida a la General Azucarera en 6.958.900 pesetas, de los que 3 millones fueron satisfechos en efectivo y el resto en acciones de la General. Y aunque no estuviera ya vinculado al sector azucarero como promotor directo, s√≠ lo estuvo como accionista de la General Azucarera, defendiendo los intereses de los azucareros desde su puesto de senador vitalicio.

localizacion

contacto